7 comentarios

La sonrisa de la Mona Lisa.

Hay cosas que no puedo discutir con nadie, pues a cualquiera les resultaría ridículas, entonces me entiendo y me desentiendo conmigo mismo,  encontrando que, en ocasiones, hago público verdaderamente perceptible para mí, pero interpretable, según cualquier estupidez, para el resto.

En fin, quizás a continuación solo es algo imperceptible pero a la vista.

Por un momento la existencia se limitó a dos niveles, o formas de estar; uno físico y otro mental/sentimental. Anoche morí en uno de estos. Por estar escribiendo estas líneas imaginarán cuál… Calculando perfectamente, tracé una ruta imaginaria hacia el balcón, detallé los pasos que habría de dar, así como la fuerza que requeriría para revesarlo, sin embargo, nunca pude controlar mi vuelo en caída libre. Finalmente caí. Como todos, alguna vez.

Pasé a no saberme, a no sentirme, me encontraba en tercera persona. Me quebré y no importó dónde o quien estuviese a mí alrededor, sólo  lograba distinguir la voz de alguien que hablaba y hablaba a la nada.

A medida que nos conceptualizamos y tipificamos, reforzamos juicios, vicios, valores y normas que orientan los pensamientos y las acciones quebrar con la lógica sobre las cuales estás erigen, implica desconocer todo orden previo e imperante (moral, valorativo e independiente de nosotros).

Nos resulta entonces descabellado, asumir que los errores son errores, así como los aciertos, aciertos, porque se encuentra preestablecido y hemos aceptado el ser y hacer para con las cosas (aún sin saberlo). De lo contrario, las acciones y las omisiones serían espontaneas.

Entonces recordé y desperté de aquella caída y recordé que, los errores no surgen por desconocimiento, todo lo contrario, pues resulta imposible percibir aquello que se desconoce; que no existe.

Anuncios

7 comentarios el “La sonrisa de la Mona Lisa.

  1. Bello, como siempre.

  2. Salir de la caja es el primer paso a pensar. Muy bueno Nico, un saludo Mauricio.

  3. Muchas veces el quebrarse permite que entren cosas por las ranuras de nuestra debilidad, cosas que siempre te harán fuerte y aprenderás de ellas. Excelente Nico me gustó mucho.

  4. En mi opinión, un muy buen escrito, me fascinó la manera en que se manejan las metáforas y un lenguaje muy propio de la seriedad… Definitivamente me encanto!
    Saludos.

  5. “Pasé a no saberme, a no sentirme, me encontraba en tercera persona. Me quebré y no importó dónde o quien estuviese a mí alrededor, sólo lograba distinguir la voz de alguien que hablaba y hablaba a la nada”.Muy buena la explicacion de como nos sentimos a veces en medio de la multitud; me reflejo en lo escrito.Como siempre esta genial.

  6. Me fascina como esribis..Te sigo en Twitter hace poco y me transmitis las mejores emociones..Queria decirtelo.

  7. Buen ángulo desde el que describes la situación de la toma de decisiones y sus consecuencias. Las metáforas están bien adecuadas y le dan misticismo al ambiente que describes.
    Buen mensaje, bien redactado y espero que la caída ya haya pasado y ahora, aunque quizás tambaleante, ya lleves un buen tramo adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: